El cuidado de la Casa Común.Campaña Manos Unidas 2020

La íntima relación entre hambre y pobreza y el deterioro del planeta.

Manos Unidas es la organización de la Iglesia católica en España para la lucha contra el hambre y la pobreza que sufren los pueblos más excluidos del planeta. En su campaña «Quien más sufre el maltrato del planeta no eres tú», la ONG denuncia que las poblaciones más vulnerables son las más afectadas por la actual crisis medioambiental. Con el objetivo de defender los derechos humanos, especialmente entre las personas más empobrecidas del Sur, Manos Unidas promueve proyectos de desarrollo para que las comunidades a las que apoya alcancen una vida digna, lo que incluye el indispensable derecho a la alimentación y a vivir en un medioambiente sano. Asimismo, a través de las iniciativas de sensibilización que lleva a cabo en España, la Organización promueve una reflexión sobre nuestros modos de vida y consumo y propone cambios para hacerlos más solidarios y sostenibles.

UNA CRISIS HUMANA, SOCIAL Y AMBIENTAL

El modo de vida dominante, nuestro consumismo, las estructuras de poder y la cultura del derroche en la que vivimos, provocan el actual deterioro medioambiental y las crisis humana y social que lo acompañan y refuerzan. El hambre y la pobreza son dos realidades muy relacionadas con los daños medioambientales, cuyas huellas más graves son la contaminación, el cambio climático, el agotamiento de los recursos, la destrucción de hábitats y ecosistemas, las inundaciones y las sequías extremas, la desertificación y la deforestación. Los seres humanos dependemos del medioambiente para satisfacer toda una serie de derechos básicos como el derecho a una alimentación adecuada, el derecho al agua potable, el derecho a una vivienda digna, o el derecho al más alto nivel de salud física y mental. Aunque todos sufrimos cada vez más las consecuencias del cambio climático y del deterioro medioambiental, son las poblaciones más empobrecidas del Sur las más afectadas por estos desequilibrios.

Los impactos en las reservas naturales y los ecosistemas hacen peligrar la vida de estas comunidades, cuyos medios de subsistencia dependen fuertemente de la agricultura, la pesca y los aprovechamientos forestales. Por otro lado, estas personas son las que menos responsabilidad tienen en las causas de la actual crisis social y ambiental y son, asimismo, las que menos medios tienen para defenderse, ya que no disponen de otras actividades económicas o recursos para adaptarse a los impactos climáticos y tienen un acceso muy limitado a servicios sociales

https://www.manosunidas.org/campana/cuida-planeta/dosieres-informativos-2020-quien-mas-sufre-maltrato-al-planeta-no-eres-tu

Print Friendly, PDF & Email

Los comentarios estan cerrados.