Pascua del Enfermo: “Gratis habéis recibido, dad gratis” (Mt 10, 8)

Los recursos de la tierra también están siendo depredados a causa de formas inmediatistas de entender la economía y la actividad comercial y productiva. La pérdida de selvas y bosques implica al mismo tiempo la pérdida de especies que podrían significar en el futuro recursos sumamente importantes, no sólo para la alimentación, sino también para la curación de enfermedades y para múltiples servicios. Las diversas especies contienen genes que pueden ser recursos claves para resolver en el futuro alguna necesidad humana o para regular algún problema ambiental. (Ls 32)

Estuve enfermo y me visitaste,
me llamaste por mi nombre, 
y venías cada mañana sonriente a decirme: 
buenos días.

Fui para ti alguien, y no algo, 
aceptaste con paciencia mis impaciencias, 
y siempre que venías a verme me dabas paz.

Yo me encontraba con miedo, asustado; 
tú me acogiste con serenidad y con cariño, 
y diste la vuelta a mi almohada 
para que me sintiera mejor.

Me trataste con competencia 
y me diste lo que más necesitaba: 
cariño, comprensión, escucha y amor.
Y con todo ello me diste a Dios.”