Comer sencillo en Cuaresma 2019

Propuesta prática, basada en la sencillez alimentaria

No comer carne los viernes es parte de nuestra tradición católica. Es una forma de vivir en la sencillez y en la humildad a la que nos invita Jesús.

Crecer en simplicidad por Cuaresma es un don del espíritu. Ahora, también sabemos que es una forma sostenible de vivir en la creación de Dios.

Muchos de nosotros disfrutamos de la carne y estamos agradecidos con las familias de campesinos que hacen posible que este alimento llegue a nuestra mesa. Sin embargo, para vivir de una manera sostenible en nuestra casa común, hay que centrar nuestra dieta en alimentos de origen vegetal y disfrutar de la carne como un gusto ocasional.

Es una sorprendente realidad que la ganadería sea la principal causa de la deforestación en la amazonía de Brasil y de toda América Latina. En Brasil, la ganadería es responsable de aproximadamente el 80% de toda la deforestación.En la mayoría de casos, esta tierra es quitada ilegalmente a los indígenas.

También, muchas personas se sorprenden al saber que la producción de carne está entre los mayores contribuyentes al cambio climático. Poner en nuestra dieta alimentos que protegen la creación es una forma de amar a nuestro prójimo, amor que ahora se necesita más que nunca.

Añadir a nuestra dieta comidas a base de vegetales es una invitación a honrar nuestra tradición cuaresmal y a solidarizarnos con nuestras hermanas y hermanos en todo el mundo.

En nuestra página de recursos, tenemos una gran cantidad de material para apoyarte, tenemos desde respuesta a preguntas frecuentes hasta anuncios para boletines.