VIACRUCIS ECOLÓGICO

Primera Estación: Jesús, el Pueblo es condenado a muerte.


Como es condenada hoy la Madre Tierra, la Casa Común.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

 Madre Tierra que hemos hecho de ti.


Lector: 


El Papa Francisco dice: “Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. Se necesitan los talentos y la implicación de todos y todas para poder reparar el daño causado por el abuso humano a la Creación de Dios. (Ls 14).


Todos(as):


Perdón, Señor por el daño causado a la Creación,
Perdón por condenar la Casa Común, la Madre Tierra a la muerte.

Perdónanos por no cuidar la Casa Común, La Madre Tierra.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Segunda Estación: Jesús y los pobres cargan con su Cruz.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

Jesús mira que la Madre Tierra carga nuestras irresponsabilidades.


Lector:


Nos matan con la contaminación que afecta a todos y todas, la contaminación del transporte, del humo de las Industrias, de los depósitos de sustancias que dañan el suelo y el agua, de los fertilizantes, los insecticidas, fungicidas y toda clase de tóxicos. (Ls 20).

Todos(as). 

DECIMOS: Fuera, fuera, fuera.
a los residuos domiciliarios
a los residuos de clínicas “ Fuera, fuera, fuera.
a los residuos industriales “ Fuera, fuera, fuera.
a los residuos tóxicos “ Fuera, fuera, fuera.
a los residuos radioactivos “ Fuera, fuera, fuera.

Oración:

Perdónanos Padre porque hemos hecho de la Madre Tierra, nuestra casa común, un inmenso depósito de basura.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Tercera Estación: Jesús encuentra a su madre.


El Pueblo encuentra la madre Tierra, la casa común devastada.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Decimos:

Cristo libertador NO encontramos agua de calidad. 

Lector:


La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo para poder seguir viviendo en el planeta tierra. (Ls 23). El cambio climático es un problema que nos afecta a todos/as. Este es el más grande desafío que tenemos. Hemos explotado el planeta, sin resolver el problema de la pobreza. 


Todos(as). 


Encontremos al ser humano.
Encontremos el perdón. 
Encontremos a Jesús. 
Encontremos un mundo mejor.
Encontremos la felicidad.
Encontremos la política como servicio.
Encontremos comida para todos/as.
Encontremos una mejor educación. 
Encontremos una mejor tierra.
Encontremos un mejor País.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Cuarta Estación: El Cirineo ayuda a Jesús.


Los pobres ayudan la Madre Tierra

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

Jesús la Madre Tierra encuentra ayuda en los cristianos. 


Lector:


Si verdaderamente queremos construir una ecología que nos permita sanar todo lo que hemos destruido, entonces debemos trabajar unidos/as para que entre todos/as busquemos caminos de liberación. El solo hecho de ser seres humanos (de ser personas) nos tiene que mover a cuidar el ambiente del cual somos partes. (#64).
No estamos llamados a dominar, sino a cuidar. No queremos destrucción, sino construcción. 


Todos(as). 


Hoy queremos vivir una estrecha relación con Dios, con el prójimo. Con la tierra.
Hoy no queremos ocupar de Dios. 
Hoy no queremos Dominar, sino ayudar.
Hoy queremos: laborar, cuidar, construir, guardar, vigilar.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Quinta Estación: Jesús encuentra a su Madre.


El pueblo pobre encuentra esperanza en la Madre Tierra.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

Jesús la Madre Tierra sufre, llora, se cae a pedazos.


Lector:


Jesús encontraste a tu Madre, pero los pobres hoy no encuentran agua (H2 O). Un problema serio hoy es el agua disponible para los pobres. Están privatizando este recurso y en realidad el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas.
Este mundo tiene una grande deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable. El problema del agua es parte de una cuestión educativa y cultural, porque no hay conciencia. 


Todos(as). 


A la privatización del agua.
A la pérdida del agua.
A la escases del agua.
Al desperdicio del agua.
Al control del agua por las grandes empresas.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Sesta Estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús.


Los pobres, los humildes cuidan, defienden la casa común: La Madre Tierra.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

Jesús quiso cuidar la Tierra a los pobres. 


Lector:


La humanidad tiene la posibilidad de un nuevo comienzo. Basta un ser humano, bueno para que haya esperanza (Ls 71). Hay que recobrar la fortaleza en los momentos difíciles. Dios ha escrito un libro precioso, cuyas letras son los hombres y mujeres presentes en el universo.

Todos(as). 


Alabado seas, mi Señor.
Con todas tus creaturas, especialmente por el hermoso Sol, que nos ilumina.
Te lavamos por la hermana luna.
Te alabamos por las estrellas.
Por los pobres, por los jóvenes. Gracias por la Madre Tierra.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.


Séptima Estación: Jesús cae por primera vez.


La Madre Tierra cae en manos de los poderosos.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Decimos:

Jesús que la tierra caiga en manos de los campesinos y pobres para la cuiden. 

Lector:


La Tierra es esencialmente una herencia común, cuyos frutos deben beneficiar a todos/as. Por lo tanto, todo planeta ecológico debe hacerse teniendo en cuenta los derechos fundamentales de los más pobres (Ls 93). Todo campesino tiene el derecho natural de poseer un lote racional de tierra, donde pueda tener su hogar y poder trabajar.

Libéranos Jesús:
De la Tecnología mal usada.
Del engaño al más débil.
Del poder mal usado.
Del crecimiento tecnológico mal usado.
De la mala intervención del hombre en la naturaleza. 
De una mala economía.
De una mala relación con la naturaleza.
De no cuidar la Casa común.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Octava Estación: Jesús encuentra a las mujeres.


Los pobres encuentran la casa común en mal Estado. 

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Decimos:

 Jesús encontramos la casa común destruida.

Lector:


No es posible frenar la creatividad humana. Cuando se interviene en la naturaleza debe ser para ayudarla a desarrollarse (Ls 132).


Hoy el análisis de los problemas ambientales es inseparable de los problemas humanos, familiares, laborales, urbanos. Hoy encontramos de todo: mujeres maltratadas, tierra que ya no aguanta más. Hay que pensar en las condiciones de vida de la sociedad. Una sociedad que agoniza. 


¿Qué encontramos?.
> Mujeres maltratadas.
> Tierra en manos de pocos y pocas.
> Destrucción del ambiente.
> Un Papa preocupado por el mundo.
> Unas autoridades que no se respetan.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Novena Estación: Jesús sigue cayendo. Cae y Cae.


Jesús mira que la Tierra cae en manos de pocos.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Todos(as):

Jesús libera a la Madre Tierra. Escúchanos Dios de la Liberación.


Lector:


No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola crisis, la crisis soco-ambiental y esto se soluciona combatiendo la pobreza, devolviendo la dignidad a cada ser humano cuidando la Casa Común. De esta manera la protección del Ambiente deberá ser parte integrante del proceso de desarrollo. (Ls 141). Hoy el análisis de los problemas ambientales es inseparable del análisis de los contextos humanos, familiares, laborales.


Todos y todas: 
Padre Nuestro de la Ecología
Santifica el aire de nuestras montañas,
Hágase tu voluntad del cuidado de la Casa Común;
Danos hoy alimentos,
De los que se cultivan en el campo.
Perdonadnos porque no hemos cuidado la Creación.
Líbranos de formar parte de los depredadores, 
Y recuerda que te necesitamos en cada montaña,
En cada fuente de agua, en cada hombre, en cada mujer. Amén.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Decima Estación: A Jesús le quitan su ropa.


A los Pobres les quitan su Tierra.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Jesús estamos sin tierra……….. Danos esperanza.


Lector:


La Ecología supone el cuidado de las riquezas culturales de la humanidad, hay que prestar atención a las culturas locales, poniendo en dialogo el lenguaje de los científicos (de los que saben) y el lenguaje del pueblo (Ls 143).


Hay que respeta r el derecho de los pueblos.
Hay que respetar el derecho de las culturas.
Hay que respetar el desarrollo social.
Hay que luchar por una mejor calidad de vida.
Hay que luchar por tener una mejor agua.
Hay que luchar porque los ríos corran otra vez.
Hay que luchar para que no sigan cortando arboles.
Hay que luchar por una mejor ecología.
Hay que luchar para que no exploten a Miranda.
Hay que luchar para que no conviertan a Constanza en un desierto.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Décimo Primera Estación: A Jesús lo clavan en la Cruz.


A los Pobres le quitan sus Montañas y sus fuentes de agua.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Jesús Nuestro hoy queremos desclavarte………… Te desclavamos Jesús.


Lector:


¿Qué tipo de Mundo queremos dejar a los que nos sucederán, a los niños (as) que están creciendo?.

¿Que mundo queremos dejar a los que vienen detrás de nosotros (as)?.

¿Para qué pasamos por este mundo?.

¿Para qué vinimos a esta vida?.

¿Para qué trabamos y luchamos?

¿para qué nos necesita esta Tierra?.


Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros o más interesados en dejar un planeta habitable para la generación que nos sucederá. (Ls 160).

Reflexiona:

Oye los Martillos………. TUM< TUM< TUM.

Oye los equipos derrumbando, tumbando nuestras montaña, tumbando árboles centenarios.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Décimo segunda estación: Jesús Muere en a Cruz.


Los pobres mueren con Jesús

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Jesús es duro morir sin un propósito…….. Gracias por tu muerte en la Cruz.

Lector:


Es necesario un consenso mundial que lleve a programar: 
Una agricultura sostenible y diversificada. Para que el pueblo no muera.
Desarrollar formas renovables y poco contaminada de energía de energía. Para que el pueblo tenga Luz.

Fomentar una mejor eficiente energética. Para quela luz no sea tan cara. 
Promover una gestión más adecuada de los recursos forestales y marinos. Para que se respete la Vida.

Asegurar a Todos (as) el acceso al Agua Potable. Para que a los pobres no les falte agua.

Todos y Todas:

Jesús muere Hoy:
En las montañas desforestadas.
En los hospitales sin medicina.

En los enfermos

En los sin techos
En los Ríos secos.

En el fuegos forestales


Siempre que tiramos basura a la Madre Tierra.
En ti en mi cuando nos quedamos de brazos cruzados.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Décimo Tercera Estación: Jesús es bajado de la cruz y entregado a su Madre.

La hermana tierra,  se une al gemido de los abandonados

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lector: 

 María, la madre que cuidó a Jesús, ahora cuida con afecto y dolor materno este mundo herido. Así como lloró con el corazón traspasado la muerte de Jesús, ahora se compadece del sufrimiento de los pobres crucificados y de las criaturas de este mundo arrasadas por el poder humano. Ella vive con Jesús completamente transfigurada, y todas las criaturas cantan su belleza. Es la Mujer « vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza » (Ap 12,1). Elevada al cielo, es Madre y Reina de todo lo creado. En su cuerpo glorificado, junto con Cristo resucitado, parte de la creación alcanzó toda la plenitud de su hermosura. Ella no sólo guarda en su corazón toda la vida de Jesús, que «conservaba» cuidadosamente (cf Lc 2,19.51), sino que también comprende ahora el sentido de todas las cosas. Por eso podemos pedirle que nos ayude a mirar este mundo con ojos más sabios. (Ls 241)

Todos y Todas:

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Décimo Cuarta Estación: Suputan a Jesús.


Sepultan la cultura, la vida de nuestros Pueblos.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Jesús Nuestro estamos esperando que no te quedes ahí…… Gracias por no quedarte en el sepulcro.

Lector: 


Estamos llamados a realizar una sincera Educación en la responsabilidad ambiental, la cual tiene que llevarnos al cuidado del Ambiente, la cual realizamos:

Evitando el uso de material plástico.
Reduciendo el consumo de agua.
Separando los residuos.
Cocinando lo que vamos a comer.
Cuidando todos los seres vivos.
Utilizando transporte público.
Plantando, sembrando arboles.
Apagando las luces innecesarias. (Ls 211).

Estos esfuerzos son los que van a cambiar el mundo y así evitamos sepultar nuestra civilización.

Todos(as).

Oración cristiana con la creación

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas, que salieron de tu mano poderosa. Son tuyas, y están llenas de tu presencia y de tu ternura. Alabado seas.
Hijo de Dios, Jesús, por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María, te hiciste parte de esta tierra, y miraste este mundo con ojos humanos.

Hoy estás vivo en cada criatura con tu gloria de resucitado. Alabado seas.

Espíritu Santo, que con tu luz orientas este mundo hacia el amor del Padre y acompañas el gemido de la creación, tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien.
Alabado seas.

Señor Uno y Trino, comunidad preciosa de amor infinito, enséñanos a contemplarte en la belleza del universo, donde todo nos habla de ti.

Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos con todo lo que existe. Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo como instrumentos de tu cariño por todos los seres de esta tierra, porque ninguno de ellos está olvidado ante ti. Ilumina a los dueños del poder y del dinero para que se guarden del pecado de la indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles, y cuiden este mundo que habitamos. Los pobres y la tierra están clamando: Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas. Amén

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

Décimo Quinta Estación: Jesús está vivo.


El Mundo, La Creación, La Madre Tierra VIVEN.

V. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R. Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.


Jesús, gracias no tu Resurrección, Gracias por tu vida Nueva…… Resucitamos contigo.


Lector: 


La gravedad de la Crisis Ecológica nos exige a todos y todas pensar en el Bien Común y avanzar en un camino de diálogo que requiere paciencia, dedicación, generosidad y entrega (201). La Crisis Ecológica es un llamado a una profunda conversión interior. Aunque algunos Cristianos(as) se burlan de las preocupaciones eclógicas (Ls 217). A esos es hace falta una conversión ecológica. 

Vivir la vocación de protectores de la Obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa. Conversión en término de reconciliación con la Creación. La conversión Ecológica que se requiere para crear un dinamismo de cambios duraderos es también una conversión comunitaria.

Cuando alguien reconoce el llamado de Dios a intervenir junto con los demás en esta dinámicas sociales, debe recordar que eso es parte de su espiritualidad, que es ejercicio de la caridad y que de ese modo madura y se santifica (Ls 231).

Todos(as)

 Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís

Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, 
tuyas son la alabanza, la gloria y el honor; 
tan sólo tú eres digno de toda bendición, 
y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.
Loado seas por toda criatura, mi Señor, 
y en especial loado por el hermano sol, 
que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor, 
y lleva por los cielos noticia de su autor.
Y por la hermana luna, de blanca luz menor, 
y las estrellas claras, que tu poder creó, 
tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son, 
y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!
Y por la hermana agua, preciosa en su candor, 
que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor! 
Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol, 
y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado mi Señor!
Y por la hermana tierra, que es toda bendición, 
la hermana madre tierra, que da en toda ocasión 
las hierbas y los frutos y flores de color, 
y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!
Y por los que perdonan y aguantan por tu amor 
los males corporales y la tribulación:
¡felices los que sufren en paz con el dolor, 
porque les llega el tiempo de la consolación!
Y por la hermana muerte: ¡loado, mi Señor! 
Ningún viviente escapa de su persecución;
¡ay si en pecado grave sorprende al pecador!
¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios!
¡No probarán la muerte de la condenación! 
Servidle con ternura y humilde corazón. 
Agradeced sus dones, cantad su creación. 
Las criaturas todas, load a mi Señor. Amén.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.